Nuricoco resumen año 2023

Tengo que decir que no voy a echar mucho de menos 2023 ni los últimos 9 años, ya que han sido muy difíciles, pero sí que los voy a recordar para siempre, ya que esta etapa me ha enseñado más de lo que he querido y me ha hecho más fuerte. Me ha acercado a las personas adecuadas y alejado de las no tanto. ¿Por qué estoy hablando de 9 años si el post se trata del resumen de 2023? Pues sigue leyendo para que os lo pueda explicar con calma.

¡Ah, qué bien habéis seguido leyendo, muchas gracias! Pues, como os contaba, en este post voy a hablar del resumen de este 2023 que dejamos atrás, pero para mí no solo dejo atrás 2023, dejo atrás el ciclo de 9 años. ¿Nuria, de qué coño hablas? A ver, sabéis que creo mucho en la astrología y la numerología (call me crazy jajaja). En numerología se mira la vida en etapas de 9 años. ¿Nuria y cómo sabes en qué año estás? Pues en mi post «EL CÚMULO DEL FINAL DEL CICLO DE MI AÑO 9 EN NUMEROLOGÍA«, os cuento cómo saberlo y qué han sido estos 9 años para mí. Tal como dice el título del post, 2023 ha sido el año 9 (es decir, el final de una etapa) y 2024 empezaré el año 1 (es decir, la vuelta a empezar). Y si leéis el post (muy recomendable), veréis que todo encaja a la perfección.

Dicho todo esto, hay etapas y etapas, pueden ser 9 años maravillosos, 9 años de mezcla o 9 años jodidos. No voy a decir que han sido 9 años completamente jodidos, ya que me han pasado cosas maravillosas, pero sí que ha sido un ciclo un poco toca pelotas, por lo que estoy muy contenta de dejarlo atrás. Así que ahora con todos vosotros, por fin, mi resumen de 2023, El Final (jajaja suena a peli apocalíptica).

2023 empezó genial, bueno, los primeros minutos mi chico y yo nos lo perdimos porque nos quedamos dormidos en el camarote del crucero (sí, empecé el año en un crucero por el Caribe, no está nada mal). De ahí la cosa fue un poco más para abajo que para arriba; primero, empecé con psoriasis en los pies (rajas y dolores en la planta del pie), no ha sido hasta hace un par de semanas que me he podido poner unas botas, pero de tacones por ahora ni soñarlo. Luego me despidieron (dicen que porque la empresa iba mal), aunque fue una coincidencia que unas semanas antes solicité el teletrabajo para cuidar de mi madre. Ah, sí, y me subieron la hipoteca unos 500 euros más al mes… Añade el trauma de mi hija cuando le dije que no podía seguir estudiando en Madrid (colegio privado) y tuvo que volver a Alicante. ¿Sigo? Jajaja, mejor no… Tengo que decir que este último trimestre las cosas han empezado a levantarse un poco, primero con las nuevas amistades que he hecho en el curso que estoy haciendo en Ciudad de la Luz.  Con la publicación de mi libro «Este Virus es una Ruina» y mi segunda Guía espiritual «Diario de Afirmaciones y Manifestación.» Y, por último, la esperanza de que 2024 va a ser un año de comienzos, de buena onda y de un futuro brillante (no voy a aceptar nada menos). (Contaros que justo cuando terminé de redactar esta frase, mi hijo dice «Mamá no hay agua caliente». Sí señores y señoras se me ha roto la caldera ¿Alguien tiene unos 2000 euros que prestarme para poder ducharnos jajajajajajaaaaaaa no puedo jajajajajaja es que es de risa, mira que quiero ser posita eh. jajajajaa.)

¿Qué espero de 2024 y del próximo ciclo de 9 años? Pues espero que todo lo que he ido aprendiendo de todos los ciclos anteriores sirva para que espabile, para que no vuelva a tener dudas sobre quién soy y quién quiero ser. Espero confiar mucho más en mí, seguir redactando mis libros y mis historias y hacerlas llegar en diferentes formatos. Espero poder trabajar de lo que me apasiona, espero poder seguir unida a todas esas personas positivas que me ayudan a brillar y, sobre todo, espero tener salud y energía para afrontar cualquier obstáculo que se atreva a presentarse en mi camino.

Así que este ha sido mi resumen de 2023, que como veis ha sido muy pero que muy divertido. ¿Y vosotros, cómo dejáis 2023 y qué esperáis de 2024?