Las Crónicas del Cuidador: ¿Quién Soy?

Amigos y amigas, estoy aquí de nuevo. Lo sé, cada vez pasa más tiempo entre post y post de estas Crónicas del Cuidador, pero no lo vais a creer, aunque no estoy trabajando, estoy más ocupada que nunca. Y sí, sigo en paro; envío unos 20 CV al día, pero sinceramente creo que van directamente a la bandeja de SPAM o de la basura. Y los que me contestan me envían respuestas como esta (copio y pego tal cual):

«Buenas tardes Nuria,

espero que estés muy bien. Tras varias entrevistas telefónicas, solo informarte que finalmente nos hemos decidido por otra persona que encajaba perfectamente con nuestras necesidades.

Queremos subrayar que la decisión no refleja de ninguna manera una falta de aprecio por tus habilidades.

Te agradecemos nuevamente por tu interés en unirte a nuestro equipo y te deseamos mucho éxito en tus futuros empeños profesionales.

Si tienes alguna pregunta o si hay algo en particular en lo que podamos ayudarte, no dudes en ponerte en contacto.

Saludos»

¿Qué os parece? Pues de estas tengo varias, en español y en inglés, y muchas son casi iguales textualmente. No sé si prefiero que me contesten o que me ignoren… Ummmm no sé de verdad… Pero bueno, hoy no estoy aquí para hablar de mi búsqueda de empleo, estoy aquí para continuar con las Crónicas del Cuidador. En esta ocasión, os voy a hablar de una de las siguientes etapas de la enfermedad. La eterna pregunta: ¿Quién soy?

Hasta ahora, mi madre se ha olvidado de cómo hacer ciertas tareas, de los nombres de casi toda su familia (excepto su hermana), de nombres de objetos, que quién soy yo, mis hijos, pero siempre que la preguntabas cómo se llamaba o quién era, lo tenía claro. «Yo soy Carmen Soria». Pues lleva unas semanas que ahora, por ejemplo, cuando estamos grabando un video para nuestro perfil de TikTok (sí, sí, es mi cuenta, pero los seguidores que tengo son todos de mi madre, yo ya no pinto nada allí jajajaja), mira su reflejo en el móvil y dice «¿Quién es esa?» y yo «Eres tú» y ella «No, no, esa es una vieja» y la pregunto quién eres y ella dice «No sé quién soy y no sé quién eres y no sé dónde estoy». La repito que ella es Carmen y yo Nuria, su hija, y la vuelvo a enseñar su reflejo, pero al mirarse pone cara de confusión y angustia y vuelve a preguntar «¿Quién es esa?».

A lo que me hace reflexionar, en realidad, ¿Quién soy yo? ¿Quién es Nuria? ¿Qué hago aquí? Cada vez más estoy convencida de que vivimos en el Matrix y que todo esto, en realidad, es un figmento de nuestra imaginación, que podemos hacer lo que queramos. Y es cuando vuelvo a pensar: ¿Si es así por qué algunas personas quieren olvidar? O realmente se han encontrado y solo es que su mente «real» está ya en otra dimensión? Jajajaja, ya, ya, creo que os he perdido en ¿quién soy? Pero parad y pensad: ¿quién sois? ¿Quién pensáis que sois? ¿Realmente sois? Jajajajaa, lo siento, al final tengo que reírme como de todo lo que me pasa, porque enfrentar la realidad muchas veces es dura y vivir en el olvido creo que puede ser más fácil.

Pues todo eso os cuento hoy, que me gustaría saber quiénes sois, quiénes queréis ser o da igual, haced lo que queráis como siempre. Os dejo que tengo sueño. Good Night.