Convivencia Coronavirus day 93

Convivencia Coronavirus DÍA 93 sábado, 13 de junio 2020

Un día fabuloso para reorganizar la mente, como os dije ayer. Estoy dispuesta a darlo todo e implementar cambios importantes en mi vida (bueno, poco a poco pero importantes). Mirando hacia atrás, veo todo lo que he compartido con estas crónicas y entrevistas. Creo que os he vuelto un poco locos y hasta puede que ya estéis hartos de mí. Así que, una vez más, he decidido dejar que las cosas fluyan… La próxima semana tengo programadas algunas entrevistas, pero algunas serán en directo y otras no. Y sí, así será todo en los próximos meses, un caos total. Algunos días habrá entrevistas, otros no. Algunas serán en directo, otras no. Así formaréis parte de mi vida caótica, y no vais a saber si venís o si os vais, jajajajajaja…

Parece que hay personas que se preocupan (como yo antes) por su apariencia, pensando en el que dirán, y no tienen claro si quieren hacer algo o no. Y yo no quiero forzar a nadie. Por eso, insisto en que no os sintáis obligados a leer esto, comentar lo otro, ver las entrevistas… Haced lo que os salga del c***, al igual que yo lo hago.

Bueno, ya que me he desahogado, gracias a estas crónicas soy una persona equilibrada, jajajajaja. Mis palabras las vómito con ganas y se quedan aquí para ser leídas o no, y yo me quedo tan tranquila…

Hoy no me ha pasado casi nada raro, ¿raro, ¿verdad? jajajaja. Lo único que os puedo contar es que hoy, durante mi paseo nocturno con mi vecinamiga, nos dimos cuenta de que todo el mundo lleva las mascarillas en el brazo, como si fueran pulseras decorativas (yo incluida). A ver, si estoy a 2 metros de alguien, no me la pongo, si me acerco a muchas personas, sí me la pongo. Pero en general, durante nuestros paseos, estamos solos la mayoría del tiempo, y no veo la necesidad de llevar la maldita mascarilla en ese momento… En fin, me ha gustado esta ilustración del nivel de importancia de ciertas cosas este año. jajajaja.

Y nada, sigo con el nuevo proyecto que espero poder lanzar el mes que viene. Y al final de todo lo que he hablado sobre esto, vais a decir… ¿Era solo eso? Sí, solo eso…

Reflexión del día: La melancolía no es una emoción que suela experimentar. Hay muchas otras emociones que me abruman día tras día, pero esa no es una de ellas. Hoy la menciono porque, aunque no me siento muy melancólica, sí siento algo, pero no he podido definir qué es, aunque tengo algunas pistas… Siento que ser imperfecta me ayuda a ser feliz, pero a veces aleja a las personas que más quiero, pero pienso que en la perfecta imperfección es donde está el verdadero amor… Es hacia allí donde siempre voy, pero donde jamás llego… Hace tiempo que no repetía estas palabras.

«Always searching for something that isn´t there.»