Convivencia Coronavirus day 83

Convivencia Coronavirus DÍA 83 miércoles, 3 de junio 2020

Hoy me dio por ver un poco las noticias. No me gusta ver las noticias, nunca me ha gustado porque solo son tragedias, mentiras, exageraciones y simplemente cada canal de TV nos dice lo que quieren decirnos, y para eso prefiero ver cosas positivas, personas que dan ánimos, hablan de cómo ayudar y afrontar situaciones… en fin, pues hoy he estado viendo la situación en EE.UU y pensé… Esto no puede ser real, la gente realmente no puede estar haciendo todas estas cosas que estoy viendo. Por lo que hoy he querido contactar con mis amigos de allí a ver qué me contaban…

Pues nada, hoy me pasé todo el día hablando con algunos amigos con los que hacía tiempo que no hablaba y me he puesto al día de sus vidas allí en EE.UU. Creo que al final todos estamos sintiendo lo mismo, hay incertidumbre, miedo y pena al ver que la humanidad no aprende y, como temo, no creo que mucho vaya a aprender… Lo dejo aquí…

chinese food

 

Ya no sé qué hacer conmigo misma, si no tengo mis clases de ballet estoy perdida. Os prometo que intento hacer algo de ejercicio, pero me estoy portando súper mal. Me voy a tener que castigar a mí misma… ¡Sin cena esta noche! Jajaja, y esa es otra, tengo hambre a todas putas horas, es una puta mierda, menos mal que me aguanto y no como cada vez que lo pienso, que si no, ya estaría rodando por ahí…

La entrevista de hoy ha sido un poco caótica, es la primera vez que me quedo hablando sola un rato y ha habido otras interrupciones. (He cortado y pegado los «outtakes» al final). Menos mal que hoy no se conectó nadie… Me estoy replanteando no solo los directos, sino las entrevistas en sí. Ya sé que no son profesionales, pero creo que las personas que entrevisto son muy interesantes y espero que con el tiempo las vayáis viendo o que otras personas lleguen a ellas en mi canal de YouTube y les sea útil…

Hoy ha sido otro de esos días en los que dices: ¿Qué coño pasa aquí? A veces no sé si reír o llorar (siempre opto por reír sin duda) y a veces pienso: mejor no pienso, pero eso ya me cuesta un poco menos cuando medito y pienso en no pensar…

Os tengo que decir que hoy, justo cuando estaba redactando esto, ya un poco resignada a todo, me llegó una contestación a una solicitud de entrevista que hice hace un par de días y me ha sorprendido. No solo me respondieron, sino que accedieron a la entrevista... A lo mejor no lo estoy haciendo tan mal…

Reflexión del día: ¿Por qué nos cuesta todo tanto? En nuestras mentes sabemos lo que debemos hacer, pero no lo hacemos, sabemos lo que no debemos hacer y lo hacemos… Es como una venganza contra nuestro ser, es ser desafiante con nosotros mismos. A ver quién gana, a ver qué parte de nuestro ser es la más fuerte…

«No fuerces competencia contigo mismo, haz o no hagas lo que tengas o no tengas que hacer.»