Convivencia Coronavirus day 70

Convivencia Coronavirus DÍA 70 jueves, 21 de mayo 2020

Nada, la p*** nevera sigue tocando su BIP, BIP, BIP de los p*** c******, qué le vamos a hacer… Me despierta en mitad de la noche, y espero a ver si alguno de los Gremlins lo escucha y se levanta a apagarlo, pero creo que estamos cada uno en la cama esperando a que el otro lo apague, y ese otro siempre soy yo, la g*********!!!! En fin, que ese bip, bip, bip nos está intentando decir algo, mañana llega un técnico, pero temo que sé lo que me va a decir… Mañana os contaré…

La fase 1, ya os lo vengo diciendo, no trae nada bueno… jajajaja. Solo el poder beber cervecitas en los bares que te quita todas las penas… Y solo con eso ya estoy contenta.

No ha cambiado nada en casa, el ejercicio con perro incluido es habitual en mi salón. Lo mejor es cuando a mi hijo le da por saltar a la comba justo a las 7 cuando estoy en directo. Solo escucho «ip, ip, ip, ip» (no lo repito, que no se me dan bien los sonidos, j**** que pesados sois, que sé lo que estáis pensando).

Hablando de sonidos, todas las entrevistas son muy importantes para mí, e intento que todo vaya perfecto por respeto a l@s invitad@s. No soy una profesional y todo esto me lo he inventado, no tengo los recursos de un profesional. Dicho esto…

Hoy, en la entrevista con Ana, me pasó de todo… A ver, mi día hasta llegar a la entrevista no fue el mejor por varios temas (no os voy a aburrir), pero cuando llega la hora de las entrevistas me olvido de todo y soy la mejor Nuricoco que hay. Pues hoy, justo cuando íbamos a empezar el directo, la nevera empieza «BIP, BIP, BIP»… y ¿Qué pasa? 

Bitmoji ImageMi hijo abre el cuadro eléctrico y BOOM, apaga la electricidad para que pare, y ¿Qué pasa con eso? Sí, señoritas y señores, se va el wifi y con eso mi conexión. Tuve que rápidamente darme wifi con mi móvil e intentar presentar el programa como si nada. Y minutos antes, en la prueba de sonido, Ana me dijo: «Escucho un click, click, click»… y dijo: «Creo que es tu micro». Y yo: «No, no creo»... (hasta ahora jamás me había pasado) pero cuando quise hacer pruebas pasó lo de la luz y no me dio tiempo… Pensé que el click solo lo escuchábamos nosotras, pero parece ser que se escucha en todo el vídeo.

En fin, que como todo… la cagué... entre eso, mis nervios y mi ceguera intentando leer los comentarios… mi chico me dijo… «Hoy sí que la has cagado». Pedí perdón a Ana y me siento fatal, soy una perfeccionista y sé que hoy la he cagado bien bien. Así que espero que me perdonéis por el fallo… Estoy investigando la compra de un micrófono que puede ser la mejor opción, también una nueva nevera, batería para mi coche (sí, sigo sin llamar a la grúa)… Voy a empezar un Go Fund Me…

Nada, menos mal que mi vecinamiga asesina ahora se ha convertido en la vecinamina terapeuta. Fuimos a andar, aunque no llegamos muy lejos ya que como están todas las terrazas abiertas, es salir, andar y empieza… «¿Y si nos tomamos una cervecita?» y yo… «Pues claro»… y nada, nos sentamos, le conté mis penas… y le digo… «Jo, he tenido un día horrible, me ha pasado de todo, nada positivo» y me dice… «Vamos a analizar tu día, cuéntame qué ha pasado desde que te despertaste» y yo… «Pues me desperté y…» y ella dice «pues te despertaste y tenías tus piernas, tus brazos, tu visión, tus hijos y madre sanos y aunque tu nevera está pachucha tienes comida dentro…» Al cual dije «Mi día realmente no ha sido malo, ha sido maravilloso, gracias por recordarme lo que es más importante».

Reflexión del día: Bien dicho ayer por María Eugenia y lo ha vuelto a repetir hoy Ana, las amigas son la mejor medicina y regalo que uno puede tener. Tengo suerte de tener unas amigas maravillosas, unas están cerca y otras lejos, pero cada una siempre está ahí cuando las necesito, siempre me escuchan, no siempre están de acuerdo conmigo, algunas veces me regañan, otras veces me enseñan, otras veces soy yo la que les ofrece algo y juntas caminamos, aunque algunas veces por caminos separados, pero siempre encontrando esos cruces en el camino en el que coincidimos.

«No lo pienses, llama a ese amigo o amiga que hace tiempo no ves.»