Convivencia Coronavirus day 45

Convivencia Coronavirus DÍA 45 domingo, 26 de abril 2020

Se acaba el fin de semana y no me ha dado tiempo a nada de nada. Sigo coordinando el calendario de las entrevistas, a ver, todo este proceso lleva su tiempo. Primero reflexiono y pienso a quién me gustaría entrevistar, envío mensajes a esas personas para ver si están interesadas. Algunas contestan que les encantaría, pero por temas de horarios es imposible; otras dicen que tienen mucha vergüenza y me lo agradecen pero que no; otras me dicen directamente que no les interesa (estas son unas de mis favoritas, porque al menos son honestas); otras ni me contestan (mis menos favoritas, al menos podrían contestar con un «no me interesa, eres tonta pero gracias», ni eso… en fin, jajajaja); y quedan las otras que me dicen que sí con alegría y con muchas ganas de estar en mi programa (estas, claro, son mis favoritas, jajajaja). Después tengo que explicarles a todos los procesos, les pido fotos y datos, tengo que hacer los cartelitos (no soy diseñadora, lo sé, se nota, jajaja). Luego tengo que plasmar la información en el blog, bueno, y mil otras cosas más con las que no os voy a aburrir, pero que llevan tela, y me tienen liada todos los días, pero me encantaaaaa…

 

Bitmoji ImagePues eso, nada, hoy los niños han podido salir a la calle. Creo que la norma era 1 adulto, máximo 3 niños, 1 hora y a 1 km de sus p*** casas. Bueno, tengo que decir que la paz que he tenido todas las mañanas de fin de semana al despertarme sin un sonido, todo paz… se acabó. Desde la primera hora de la mañana (bueno, vale, que soy un poco dormilona pero no me j****), me desperté con los gritos de niños que sonaban a una leonera tipo, rabietas con gritos de euforia y sonidos de desesperación y libertad… no sé cómo explicarlo.

Cuando miro por la ventana, puedo observar a 4 adultos juntos con 20 niños, ninguno con mascarillas, y los vi por más de 1 hora, y no los reconozco, así que a más de 1 km estaban… y a ver… Entiendo que los pobres niños estén desesperados (aunque creo que en realidad son los padres los que están desesperados, no los niños), entiendo que llevamos mucho tiempo encerrados, pero también entiendo que hay que seguir las normas para que todo esto que hemos hecho pueda funcionar, y que no por la culpa de unos pocos (como siempre) paguemos todos. En fin, lo dejo ahí que me enfado, jajajjajajaaa, o si no, como uno de los memes que me llegó que decía: «Como no seáis responsables con los PASEOS… y nos quiten lo del 2 de mayo… Os prometo que salgo con un megáfono en la mano, les cuento lo de los Reyes Magos, el Ratoncito Pérez y cómo vienen los niños al mundo…»

Pues nada, no me dio tiempo para mucho más, pero hoy os dedico un vídeo que en principio iba a ser diferente. Quería enseñar todo tipo de formas de yoga (al final he enseñado más de la cuenta), jajajaja, pero como veréis en el vídeo, mi perrita no estaba muy por la labor de dejarme hacer nada…

Reflexión del día: hoy he tenido uno de esos días en los que pienso «What the hell am I doing?» ya sabéis, uno de esos días en los que pienso, ¿y por qué c*** estoy haciendo todo esto? Pero eso ha sido medio segundo, el resto he hecho y no he pensado, he disfrutado y he estado viva y alegre. Este confinamiento está a punto de terminar, se me ha hecho muy corto, doy gracias por el tiempo que he tenido de reflexión, de descanso, en familia… pienso… en unos años mi madre ya no estará, mis hijos cada uno estará viviendo sus vidas, y siempre recordaré este breve tiempo donde pudimos disfrutar en familia, un tiempo que jamás volverá y que jamás olvidaremos…

 

«Saboread todos los momentos, no dejéis ni que medio se escape.»